Ctenochaetus tominiensis Ver más grande

Ctenochaetus tominiensis

Nuevo

Si desea información sobre el stock actual envíanos un whatsApp al 638 742 915, y te informaremos sobre las unidades que disponemos, características, color, precios y recibirás imágenes del ejemplar que te interese

El Ctenochaetus tominiensis, tominiensis es moderadamente difícil de mantener, pero sabiendo cómo escogerlo al adquirirlo y proporcionándole todos sus requerimientos y necesidades aumentan las posibilidades de éxito.
Para adquirir un ejemplar sano hay que evitar aquellos que tengan las aletas dañadas y, más importante, evitar aquellos ejemplares que tengan la boca dañada o lastimada. También hay que asegurarse de que el pez esté comiendo. Si picotea entre las rocas y la arena del acuario, puede ser un buen espécimen, y mejor aún si acepta alimento preparado.

Más detalles

Más

  • El pez cirujano tomini Acanthurus tominiensis es originario del Océano Pacífico Central Occidental, de las zonas que abarcan Indonesia, Filipinas, Nueva Guinea, el noreste de la Gran Barrera de Arrecifes, las islas Salomón, Palau, Vanuatu y Fiji. Recientemente se encontró también en Tonga.
    Puede ser observado en solitario o formando pequeños grupos a lo largo de las empinadas laderas llenas de corales en las costas protegidas de las corrientes marinas, a profundidades que van de los 3 a los 25 m.
    Los márgenes de sus labios tienen papilas. Es la única especie del género Ctenochaetus que tiene las aletas dorsal y anales angulares. La aleta caudal de los juveniles está bifurcada y la de los adultos tiene forma de media luna. La porción exterior suave de sus aletas dorsal y anales es anaranjada. Su aleta caudal es blanca. Sus dientes superiores tienen denticulaciones (no incluyen puntas).
    Este pez puede llegar a medir alrededor de 16 cm.

  • El pez cirujano Ctenochaetus tominiensis es moderadamente difícil de mantener, pero sabiendo cómo escogerlo al adquirirlo y proporcionándole todos sus requerimientos y necesidades aumentan las posibilidades de éxito.
    Para adquirir un ejemplar sano hay que evitar aquellos que tengan las aletas dañadas y, más importante, evitar aquellos ejemplares que tengan la boca dañada o lastimada. También hay que asegurarse de que el pez esté comiendo. Si picotea entre las rocas y la arena del acuario, puede ser un buen espécimen, y mejor aún si acepta alimento preparado.
    Este pez requiere un acuario con mucha corriente de agua, que cree un ambiente muy oxigenado. Como es algo ágil e inquieto, también necesita mucho espacio libre para nadar, y muchas rocas vivas y corales que le proporcionen recovecos para esconderse y descansar en las noches. Estará mejor en un medio ambiente que le proporcione consistencia, no solamente en las condiciones y la calidad del agua, también en la decoración y con pocos habitantes. Puede estar en un acuario de arrecife comunitario pues no representa ningún riesgo para los corales e invertebrados. Las rocas vivas y la arena viva propician el crecimiento de algas y los detritos que se acumulan, que a este pez le encanta picotear.
    Los peces cirujano todo el tiempo están comiendo y necesitan una dieta apropiada. Son propensos a las deficiencias nutricionales, que les pueden causar pérdida de color o enfermedad de la línea lateral. Es muy recomendable suplementarles la dieta con vitamina C o algún suplemento vitamínico completo. También pueden ser afectados por las bacterias que se reproducen debido a la acumulación de residuos orgánicos y que deterioran la calidad del agua. Por esto necesitan mucha circulación, excelente filtración, un buen skimmer y pequeños cambios de agua frecuentes.
    Los peces Ctenochaetus no producen mucha mucosidad corporal y pueden ser propensos a algunas enfermedades, como el ich y el velvet. Estos peces poseen una microfauna en su tracto digestivo que para ellos es muy importante y necesaria, por lo que los tratamientos en base a medicamentos que contengan cobre deben ser evitados pues afectan a esta colonia de microfauna.
    En la naturaleza un pez Labroides sp les ayuda a remover los parásitos de sus cuerpos, pero es extremadamente difícil mantener a este pez en cautiverio. En el acuario peces como los Gobiosoma sp pueden proporcionarles este servicio de limpieza.

  • Aunque este pez es considerado herbívoro, en la naturaleza también se alimenta de detritos, una delgada capa que se forma sobre el sustrato que contiene muchos nutrientes, incluyendo dinoflagelados (protozoarios marinos diminutos), diatomeas (algas unicelulares, lo que hace a este pez un eslabón clave en la cadena alimenticia de la ciguatera) y grandes cantidades de otros materiales orgánicos. En el acuario la mayor parte de su dieta será proporcionada por las algas que crecen naturalmente y los detritos. Sin embargo estas fuentes de alimento no serán suficientes para que se mantenga, por lo que será necesario proporcionarle alimentación suplementaria.
    La mayor parte de su alimentación debe estar basada en materia vegetal, pero también necesita aporte proteínico.
    Hay que proporcionarle mucha alga, fórmulas congeladas preparadas que contengan algas o espirulina, artemias enriquecidas, mysis y alimento en hojuelas. Con un clip se le puede colocar en el acuario alga nori japonesa y otros tipos de algas marinas.
    También sería buena idea cultivar alga chaeto en el refugio del acuario.
    Hay que alimentarlo al menos 3 veces al día en pequeñas cantidades, en vez de darle mucho de comer una vez al día. Como todo el tiempo está buscando qué comer, se beneficiará mucho con esto y también nos ayudará a mantener la calidad del agua.
    Proporcionarle algún suplemento vitamínico y vitamina C le ayudará a cubrir sus requerimientos nutricionales y le ayudará a prevenir o reducir la enfermedad de la línea lateral. 
    Le podemos administrar el suplemento o la vitamina C remojando pellets de alimento secos en el suplemento o añadiendo las vitaminas al alimento. También se dice que incluir ajo en su alimentación ayuda a prevenir o curar el ich.

  • Este pez puede estar perfectamente en un acuario de arrecife con invertebrados u otros organismos y nos ayudará a combatir las algas. También puede estar en un acuario de solo peces, con otros peces pacíficos. Este pez es relativamente tranquilo y se lleva bien con casi todos los peces, a excepción de otros peces cirujano.
    Los peces cirujano pueden ser territoriales, algunas veces solamente con otros peces cirujano y algunas veces con otras especies.
    No debe ser colocado con peces agresivos, más bien tiene que estar con peces pacíficos.
    Hay que evitar aquellos peces que tengan una forma de cuerpo similar y aquellos que tengan su misma dieta natural. En la naturaleza estos peces forman pareja, pero es casi imposible sexarlos y es mejor mantener únicamente un ejemplar, a menos que sean pareja establecida. Hay que estar conscientes que estos peces son algo especiales y tienen su carácter.
    Este pez nunca ha sido reproducido en cautiverio. Algunas especies de peces cirujano han realizado puestas en algunos acuarios públicos y se han hecho algunos reportes esporádicos de peces cirujano que han realizado puestas en los acuarios de algunos aficionados, pero nunca se ha reportado que hayan nacido alevines.