Genicanthus lamarck Ver más grande

Genicanthus lamarck

Nuevo

Si desea información sobre el stock actual envíanos un whatsApp al 638 742 915, y te informaremos sobre las unidades que disponemos, características, color, precios y recibirás imágenes del ejemplar que te interese

El Genicanthus lamarck , adulto es un activo nadador y se interesa en su medio ambiente. Los juveniles pueden nadar activa y libremente. Casi todos los especimenes se aclimatarán exitosamente y se volverán peces muy resistentes. Cuando esté bien adaptado y acostumbrado, incluso se aventurará a la superficie a tomar el alimento de las manos de su cuidador.

Más detalles

Más

  • El pez ángel de Lamarck Genicanthus lamarck fue descrito por Lacepède en 1802.
    Es originario del Indo Pacífico Occidental, de la zona que abarcan la región Indo-Malaya, Vanuatu, el sureste de Japón y la Gran Barrera de Arrecifes.
  • Puede encontrarse en las crestas superficiales de los arrecifes, y los arrecifes profundos adyacentes a las laderas de los arrecifes, formando agregaciones para alimentarse a media agua, sobre el fondo. Este es uno de los pocos peces ángeles que presentan dimorfismo sexual:
    La coloración corporal de este pez es blanca, con tres franjas negras en cada costado, su aleta dorsal tiene una ancha línea negra submarginal, su aleta caudal tiene puntos negros, la hembra tiene unas bandas anchas negras en los bordes de sus aletas dorsales y ventrales, las aletas pélvicas de las hembras son blancas y negras en los machos, y el macho también tiene unas franjas negras irregulares que irradian desde sus ojos.
    Este pez puede llegar a medir alrededor de 25 cm.
  • El pez G. Lamarck adulto es un activo nadador y se interesa en su medio ambiente. Los juveniles pueden nadar activa y libremente. Casi todos los especimenes se aclimatarán exitosamente y se volverán peces muy resistentes. Cuando esté bien adaptado y acostumbrado, incluso se aventurará a la superficie a tomar el alimento de las manos de su cuidador.
    La gran mayoría de los peces ángel son muy coloridos y atractivos, pero algunos son muy difíciles de mantener en cautiverio y pueden sufrir de muchas enfermedades infecciosas, como el ich. Otros de estos peces no toleran los tratamientos con medicamentos o cambios súbitos en los parámetros o la calidad del agua, incluyendo el pH, temperatura, la salinidad, etc. Este pez es un poco más tolerante a los cambios en la calidad o los parámetros del agua.
    En la naturaleza un pez limpiador (Labroides sp) le ayuda removiéndole los parásitos del cuerpo. Sin embargo este pez limpiador es extremadamente difícil de mantener en cautiverio, por lo que en el acuario podemos introducir peces como el Gobiosoma sp, que le proporcionará el servicio de limpieza.
  • El pez G. Lamarck es planctívoro. En la naturaleza se alimenta de grandes cantidades de plancton y algas, así como de algunas algas y crustáceos pequeños. Este pez aceptará de muy buena gana casi cualquier alimento que le ofrezcamos, pero hay que asegurarnos de proporcionarle una dieta variada que incluya alimentos con comidas carnosas, alimento en hojuelas, camarones y tabletas, pero también hay que ofrecerle camarones congelados, fórmulas preparadas y algas, vegetales y alga japonesa nori. Al ser planctívoro, este pez no picotea los pólipos de los corales duros y suaves, por lo que puede estar en un acuario de arrecife. 
    A los adultos hay que alimentarlos variadamente al menos dos veces al día, y a los juveniles hay que alimentarlos de tres a cuatro veces al día.
  • Este hermoso pez no requiere cuidados o técnicas especiales para ser mantenido exitosamente en cautiverio y, si está en buenas condiciones, comerá muy bien. Los juveniles son algo tímidos al principio y en el acuario necesitan tener muchos huecos y recovecos para esconderse, pero cuando se aclimaten, los juveniles y los adultos pasarán casi todo el día nadando por todo el acuario.
    Este pez es apto para un acuario de arrecife, y estará encantado de estar en un acuario con muchos corales e invertebrados.
    Como este pez puede volverse algo beligerante, posiblemente molestará a sus compañeros más pasivos, por lo que hay que tenerlo bien vigilado.
    Este pez nunca ha sido reproducido en cautiverio, pero se sabe que en la naturaleza forma harenes, que consisten en de 3 a 7 hembras y un macho dominante.